Aretha pone en marcha una maquinaria hasta ahora no conocida en las franquicias de precio único. Nuestra compañía cuenta con un equipo de compras cuya misión es elaborar una minuciosa selección de prendas y complementos para ofrecersela a los clientes en forma de colecciones temporales.

 

          Los pedidos que formulan los clientes lo hacen bajo la tutela de su asesor personal que, en común acuerdo con él, elaboran la colección que posteriomente se enviará a las tiendas.

 

          Aretha ofrece al franquiciado la posibilidad de tener la mercancía en depósito, lo que hace reducir considerablemente la inversión inicial.